Una prueba pericial es la opinión que emite un perito con una formación y un análisis de los hechos. ¿Quiere aprender más sobre los tipos de pruebas periciales? En DEFENDER le explicamos qué son, quién los hizo y para qué sirven.

Función de una prueba pericial

Los peritos especialmente capacitados pueden realizar un análisis de los hechos. Esto ayuda a aclarar inquietudes sobre incidentes o sucesos que ocurrieron en el hogar o en la oficina. Esto permite orientar al juez para que emita su juicio.

La prueba pericial de los expertos se limita al análisis y la interpretación desde la perspectiva de los expertos. Este análisis se recoge en un documento denominado dictamen pericial. Dicho documento debe emitirse de manera objetiva y permitir que se proporcionen pruebas escritas en los procedimientos judiciales cuando sea necesario.

Pongamos un ejemplo, se pide un perito para analizar las circunstancias de un incendio en una cocina. El experto realizará las pruebas necesarias para determinar si ese siniestro ha sido provocado o realmente un accidente. Tras este  análisis, se recoge todo en el dictamen pericial y se explica cómo y cuándo se ha producido. Además, se indica quien es el responsable de indemnizar a dicha persona. 

Conoce los tipos de pruebas periciales

Existe una amplia evidencia pericial según el campo de conocimiento. Algunas de las pruebas más comunes son:

  • Pruebas periciales contables. Puede ser idónea para la valoración de hechos económico-financieros
  • Pruebas psiquiátricas. Es un proceso de evaluación con un profesional de la salud mental 
  • Pruebas biológicas. Es un proceso de carácter médico y biológico que tratan de determinar la paternidad biológica
  • Pruebas dactiloscópicas. Pruebas de huellas dactilares.
  • Pruebas de balística. Proceso para determinar el tipo de arma, calibre nominal que corresponde, marca, modelo, matrícula, el país de origen y sus particularidades.

En el ámbito de los seguros del hogar las pruebas periciales son muy habituales para esclarecer las circunstancias de los siniestros de los hechos. Para que esta se admita en un proceso judicial debe ser objetiva, imparcial y haberse realizado de forma lícita.

¿Qué es y cómo debe ser un buen perito ?

Los peritos tienen que ser expertos en la materia y contar con un título universitario oficial que les autorice a ejercer en esa capacidad. Sólo cuando la materia del informe es de su área es cuando debe involucrar materias. Si no está incluida en el título profesional oficial, deberá ser nombrada a otra persona que tenga conocimientos de estas materias.

Por otro lado, los peritos están obligados a declarar bajo juramento prometiendo que han dicho la verdad y que han actuado con la mayor objetividad posible. Asimismo, conoce las sanciones penales que se le pueden imponer si incumple su deber. 

¡Somos expertos en analizar casos de peritaje!

¿Necesita un perito para su hogar?

Si ha sufrido de un accidente o siniestro en su hogar, oficina o lugar de trabajo los peritos pueden ayudarle a esclarecer los hechos. Si dispone de un seguro del hogar, seguramente este se encargue de designar su propio perito. Pero en caso que usted no esté conforme con su tasación de los hechos, como indica la ley, tiene el derecho de contratar a otro perito para hacer una segunda tasación.

Debe recordar que debe buscar un perito acorde con los sucesos y que tenga el título correspondiente. Este perito se encargará finalmente de redactar un dictamen pericial contradictorio y exponiendo las conclusiones a las que ha llegado. 

Además, como expertos en contraperitaje utilizamos un lenguaje sencillo para que se pueda entender tanto por la autoridad judicial como por ambas partes. 

¿Tiene alguna duda sobre las pruebas periciales? ¡No lo dude y consulte con un experto!