Después de sufrir un siniestro es habitual que la aseguradora designe un perito para valorar los daños que haya sufrido su inmueble y sus bienes y le proponga una cantidad que permita afrontar los daños ocasionados. En ocasiones nos encontramos que la propuesta de la aseguradora no es satisfactoria, o es insuficiente o que simplemente rechaza el siniestro. En esta situación, el asegurado puede recurrir al nombramiento de un perito distinto que defienda sus intereses y que redacte un informe pericial sobre el siniestro. Todo ello conforme al artículo 38  de la Ley de Contrato de Seguros.

¿Cómo hace la tasación de los bienes de la aseguradora?

En la póliza contratada, se especifica en las Condiciones Particulares y Generales las coberturas así como los capitales asegurados. Por eso es importante saber lo que cubre o no la póliza de seguro que ha contratado. Es de vital importancia conocer la póliza del seguro, pero también el valor de nuestros bienes en todo momento. Se puede encontrar con cuatro tipos de valores de objetos:

  • Valor  de mercado o reposición: es el coste más utilizado en las pólizas, puesto que tiene en cuenta el desgaste, antigüedad o uso del producto. 
  • Valor nuevo: corresponde al precio de un producto tal y como es comprado, es decir, que en caso de siniestro la aseguradora cubrirá en totalidad el coste de este objeto incluyendo todos los impuestos. Además, se incluirá todos los accesorios que se hayan incluido en la póliza. Este valor sólo se contempla durante un periodo breve de tiempo.
  • Valor venal: es el valor que tendría un objetivo en caso que se quisiera vender justo antes del siniestro sin tener en cuenta algunos aspectos del uso o desgaste y también se incluyen los accesorios. Este valor se diferencia del valor de mercado que se entenderá mejor con un ejemplo. Si quiere vender su nevera al mercado quizá el precio sea de 500€ (valor venal), pero si lo intenta comprar quizá le cueste 650€ (valor del mercado) porque antes de venderlo se debería hacer algunos arreglos y también se incluye las ganancias del vendedor. 
  • Valor venal mejorado: El valor venal mejorado se parte del valor venal, pero con un pequeño incremento del valor de compra. 

En definitiva, es importante conocer con todo detalle cómo se han valorado los daños ocasionados por un siniestro antes de aceptar la cantidad ofrecida. Si tiene dudas sobre la tasación del perito de su seguro cuentan con un equipo especializado como Defender para analizar la situación. 

¿Qué ocurre en caso de desacuerdo en la tasación de un siniestro? 

Como ya hemos mencionado anteriormente, cuando ha ocurrido un accidente la aseguradora se encarga de calcular una indemnización. Entonces, designa un perito de la compañía para que se encargue de evaluar los daños y será conveniente que el propietario para mencionar todos los daños y comprobar quién es el culpable del siniestro. En caso de ser el titular y no está de acuerdo con la indemnización ofrecida tiene derecho a una nueva tasación como indica la Ley de Contratos del Seguro mediante una Tasación Pericial Contradictoria.  Para poder solicitarla se debe:

  • Hacer recibido una notificación de la líquidación  y no estar de acuerdo con estos valores
  • Haber interpuesto un recurso de reposición de manera previa. 

El contribuyente puede designar un nuevo perito para realizar una nueva tasación y, en algunas de las pólizas de seguro, el coste del nuevo perito corre a cargo de la aseguradora siempre y cuando se disponga de la cláusula correspondiente. En caso de tenerla, el coste del nuevo perito está garantizado dentro de la póliza. 

Para la realización de una nueva tasación se recomienda hacer con profesionales como Defender para lograr una indemnización más acorde con el accidente. La empresa se encargará de hacer un informe donde se vea los dos puntos de vista y las discrepancias existentes. Finalmente, si ambas partes están de acuerdo se emitirá un acta conjunta que indicará los daños, la valoración y la indemnización correspondiente. 

Si tienes más dudas acerca de la tasación del perito, ¡cuéntanos! En Defender te asesoramos de manera profesional para que puedas tener una segunda valoración.