Desde hace ya algunos años las Aseguradoras redefinieron sus objetivos orientándose hacia una obtención rápida de mayores beneficios. Por un lado, se conseguiría mediante la reducción del personal de atención de siniestros y, por el otro, a un tratamiento masivo de la gestión de los siniestros. 

Por supuesto, se tratan de estrategias totalmente legítimas, pero ello derivan hacia una  reducción de la calidad del servicio prestado a sus clientes. Des del punto de vista del cliente, ajeno a los objetivos de rentabilidad de su aseguradora, percibe una absoluta despersonalización y falta de atención con la consecuente insatisfacción del cliente.

Otro de los damnificados es la mediación. A falta de personal profesional que gestiona los siniestros no hace llegar a tiempo la información al mediador y es informado directamente por su cliente de la no prestación de la calidad de servicio esperada, dejándolo desamparado y sin respuesta.

La solución no es fácil puesto que los objetivos de las Aseguradoras es obtener un beneficio económica y financiero, y no van a cambiar de estrategia, por lo menos a corto plazo.

La humilde aportación de DEFENDER está orientada, como el propio nombre indica, a defender personalmente los intereses de los mediadores y de sus clientes, potenciando la figura del perito de confianza del asegurado para poder atender técnicamente las necesidades de los clientes que lo precisen. Nos encargamos de ofrecer un servicio de peritaje en caso de siniestro porque nuestro objetivo es devolverles la atención, la agilidad, el acierto en la resolución, la satisfacción del cliente, la indemnización justa, etc.