Sufrir de un siniestro en el hogar es más común de lo que pensarías ya sea por un incendio, gotea, tuberías, fallos eléctricos o un robo. Es una experiencia por la que en algún momento ha pasado o pasará en un futuro. 

En cualquier caso, si ocurre un siniestro en su hogar deberá ponerse en contacto con la aseguradora para reparar el daño. Esta será la encargada de enviar un perito para analizar todos los daños ocasionados. Cuando se tenga la resolución éste indicará si está o no cubierto por su póliza. Desgraciadamente, quizá la aseguradora le indica que su seguro no le cubre el siniestro o usted no está de acuerdo con la indemnización que le han propuesto. 

¿Por qué no quiere el seguro pagar la reparación? ¿Qué puede hacer cuando no estoy de acuerdo con la indemnización?  Se lo explicamos.

¿Qué tipos de seguros puedo encontrarme?

En los seguros del hogar podemos encontrar distintos tipos de grados en el seguro. El nombre de dichos grados varía según la compañía de seguros, pero esto está relacionado con aumentar la cobertura. Generalmente tienen los nombres siguientes:

  • Básicos
  • Medios
  • Completos
  • Integrales

Generalmente, un seguro básico puede incluir:

  • Responsabilidad civil: Este es el seguro básico requerido para responder a cualquier daño o lesión causada por un tercero. Por lo general, suele haber un límite de compensación. Además, la cobertura no se limita al asegurado, sino que también incluye a su familia.
  • Daños eléctricos: Los daños eléctricos pueden deberse a un aumento o caída de voltaje, una sobrecarga del equipo, un cortocircuito, etc.
  • Daños provocados por agua: este es uno de los principales incidentes que ocurren en el hogar: fugas de agua, fregaderos bloqueados o tuberías rotas
  • Hurto o robo: La cobertura de robo o hurto suele estar cubierta también en el seguro. 
  • Fenómenos atmosféricos: la póliza cubre los daños ocasionados por lluvia o viento. Pero hay que destacar que cada compañía de seguros incluirá sus límites y ciertas garantías, por lo que debes leer las condiciones con mucha atención. 
  • Incendio: la gran mayoría de aseguradoras cubren este aspecto ya sea por una instalación de gas rota, cortocircuito u otro. 

A partir de esto, cada compañía establece otros tipos de seguro que cubrirán distintos elementos como podría ser los cambios de cerradura por olvido de llaves, robo de joyas y objetos de valor, avería de electrodomésticos, entre otros. 

¿Que no suele cubrir un seguro del hogar?

seguro no quiere pagar una indemnización

Al contratar un seguro del hogar hay que tener en cuenta que incluye y que excluye para evitar sorpresas en un futuro. Algunos de los elementos más comunes que no suelen entrar son: 

  • Daños por instalaciones en mal estado por la antigüedad de los materiales.
  • Cigarrillo mal apagado o fumar en el hogar
  • Desatasco de tuberías
  • Roturas accidentales de cristales o encimeras
  • Hurto fuera del hogar. Depende del seguro contratado puede cubrir solo los robos y hurtos en casa pero no los hurtos fuera de ella.
  • Robo de joyas, si quiere que su seguro cubra este caso debería declararlo en su seguro.
  • Bienes en la terraza, patio o zonas comunes. Este  suele tener un coste adicional en su seguro. 
  • Daños en el interior por causas meteorológicas por dejar la puerta o la ventana mal cerrada. 

¿Qué casos se puede encontrar para que no le paguen?

La aseguradora debe responder de forma rápida y efectiva para indemnizar. Pero hay casos que el asegurado no está de acuerdo porque:

  • La aseguradora ofrece una indemnización que el cliente no está de acuerdo
  • La aseguradora se niega a pagar la indemnización o reparación
  • Se encuentre en una situación de infraseguro
Situaciones en las que el seguro no quiere pagar una reparación

¿Qué ocurre cuando no hay un acuerdo entre ambas partes? 

Si finalmente no se llega a ningún acuerdo en el plazo establecido, cada una de las partes puede designar un perito como indica la Ley del Contrato de Seguro. Si una de las partes aún no ha concertado el nombramiento, está obligada a hacerlo dentro de los ocho días siguientes a la fecha en que lo solicite la parte que lo designe, si no lo hace en un período posterior, se interpretará que ha aceptado el nombramiento. 

Si los peritos llegan a un acuerdo, se reflejará en una acta conjunto dónde se explicará con todo detalle la causa del siniestro según la naturaleza, la valoración del daño y otras circunstancias que afecten la determinación de la indemnización. 

De no existir acuerdo entre los peritos, las dos partes designarán un tercer perito de acuerdo con el convenio que será designado por el juez del Juzgado de Primera Instancia. El dictamen de los peritos, será por unanimidad o mayoría  salvo que se impugne judicialmente por alguna de las partes en un plazo de 30 días por parte del asegurador o 180 en el del asegurado. 

En caso que no haya ninguna objeción, se debe abonar el importe en un plazo de 5 días.

Proceso de desacuerdo del cliente con la aseguradora

¿Necesita un perito para reclamar a su aseguradora? 

Si no está de acuerdo con la tasación de su indemnización o su seguro no quiere pagar la reparación deberá ponerse en contacto con un perito para que le haga una valoración de los daños y presente su resolución. 

Si no está satisfecho con los resultados y las soluciones del seguro, en DEFENDER le proporcionaremos una investigación y análisis de manera personalizada. ¡Póngase en contacto con nosotros!