DAños por agua, accidentes de coche, derrumbe, indencios, … pueden estimarse la indemnización por una compañia de seguros con un perito del seguro. Este especialista puede ser solictado tanto por usted como por la aseguradora. ¿Cómo se gestiona? ¿Cuándo puede contratar su propio perito? ¿Quén paga por el seguro? Este tema puede ser díficil de comprender cuando la situación es nueva para usted. Pero te lo explicamos.

¿Qué es un perito del seguro?

El perito del seguro, también conocido como inspector de riesgo o evaluadores de riesgo, son profesionales que cuentan con estudios especializado en una materia en concreta y cuentan con un título que les acredita como tales. Su participación es clave, ya que se establece como testimonio ante un juez para dictar sentencia.

Según la RAE, es un experto en una materia a quien se le encomienda la labor de analizar desde un punto de vista técnico, artístico, científico o práctico de la totalidad o parte de los hechos litigiosos. 

Es importante el perito para conseguir la mejor resolución de un conflicto. Disponer de un perito del seguro es una buena inversión, ya que cuando sufra de un accidente podrá recurrir a él. Asimismo, este profesional actúa como fuente de consulta para la resolución de conflictos ante la aseguradora para llegar a un acuerdo. Los expertos en seguros deben actuar de manera justa entre el asegurador y el asegurado. Por lo tanto, se asume que es neutral. Sin embargo, recuerde que la aseguradora designó al primer perito para que interviniera. Pero si no está de acuerdo con su compañía de seguros o con la opinión del perito, puede buscar su propio perito de seguros, quien le dará una segunda opinión o, como último recurso, remitirá el asunto al mediador de seguros.

¿Que función tiene un perito del seguro?

El perito se encarga de hacer un estudio de pruebas, con una opinión fundada. Además, presenta todos estos documentos utilizados para la investigación ante el juez. En este documento, se debe precisar la visita del lugar, los objetos de análisis, y emitir un dictamen pericial con total objetividad profesional con su conclusión sobre los hechos.

Un perito tiene la obligación legal de manifestar bajo juramento que ha actuado con objetividad para favorecer la causa del perjuicio a cualquiera de las partes. Asimismo, es importante que el juez sepa comunicarse y transmita confianza y seguridad para emitir el informe. 

¿Cuántos peritos puede haber en un juicio?

De manera general, el juez puede solicitar la participación de un perito y cada parte interesada, otro. La diferencia radica en que la participación de los peritos presentados por las partes puede ser aceptada o no por parte del juez.

Tipos de peritos

Existen distintos tipos de peritos pero ambos dictámenes tienen la misma validez. Veamos la diferencia entre ellos: 

Perito de parte

El perito de parte son profesionales expertos en materia, pero este ha sido escogido libremente por cualquiera de ambas partes, ya sea un particular o la defensa. Este se puede contratar para que realice un contra informe sobre el emitido por otro perito. 

La ley exige que actúen con objetividad e imparcialidad. El perito debe asistir ante el juez, para ratificar su informe y responder las preguntas que se crean convenientes acerca del informe presentado. Asimismo, la legislación tiene procesos para retirar a un perito en el caso de dudas. 

Perito de oficio

El perito de oficio es elegido por la autoridad judicial, ya sea por un juez o tribunal. En este caso, es escogido entre la la lista de peritos que es ofrecida por los colegios y asociaciones profesionales. La designación se lleva siempre a cabo siguiendo el orden de la lista. 

Al margen de este tipo, existen distintos tipos según su especialidad como informático, calígrafo, médico, agrónomo, industrial y seguros. 

Importancia del Perito de seguro

perito de seguro que es

El perito juega un papel fundamental porque son los encargados de valorar los daños elaborando un informe ante unos acontecimiento como un robo, enfermedad o accidente.

La mayoría de peritos de seguros trabajan para compañías de seguro para cubrir el seguro. Estos se trasladan a las instalaciones para tasar el valor de los inmuebles, el grado de seguridad, la posibilidad de surgir algún daño, etc. Así, si se sufre de un accidente la aseguradora ya conoce el valor de los muebles que disponía en el momento de hacer el seguro. 

Pongamos el caso, que sufre de un accidente en el hogar y cuenta con un seguro las aseguradoras. Estas envían un perito para que este establezca la indemnización económica o una prestación de servicios adecuados a su caso.

Para poder proceder, el perito de seguro debe entender cómo se originó el daño, cuales han sido sus consecuencias y cómo se puede reparar. En definitiva, hará una valoración de los daños ocasionados de la casa, el coche o la persona. 

¿Qué ocurre cuando no estoy conforme a la valoración del perito?

En estos casos, si no está satisfecho con su tasación, como indica la ley, se puede recurrir a otro perito. Por lo tanto, usted podrá designar otro perito para lograr una segunda opinión que vele por sus intereses. En estos casos, es importante contar con un asesoramiento profesional que conozca la Ley del Contrato de Seguro. Nuestro equipo de Defender puede ayudarle a lograr un acuerdo. Nuestros profesionales están acostumbrados a tratar a diario estos casos y logramos llegar a un acuerdo entre ambas partes. No lo dude, si necesita de un perito especializado no dudes en ponerte en contacto.

¿Quién paga el perito del asegurado?

Muchas empresas expertas se especializan en brindar seguros ante cualquier desastre: incendio, accidente automovilístico, accidente de motocicleta, inundación, entre otros. Inicialmente, su compañía de seguros le ofrece un perito del seguro que evalúe su indemnización. Sin embargo, también puede acudir a otro experto del seguro que actuará únicamente en su beneficio. En principio, usted es responsable de sus servicios, pero en algunos contratos, la compañía de seguros correrá con todos o parte de su coste. Es importante consultarlo en su contrato en la cláusula «honorarios de experto» para conocer los detalles.

Después de un desastre, una ayuda de un tercero siempre es bienvenida. No lo dude más y pongase en contacto con un profesional para que le ayude a través del siguiente formulario: